En el Perú se han deforestado más de 8 millones de hectáreas

La desertificación en el Perú es un problema evidente y creciente: el área deforestada llega a 8 millones de hectáreas. Así lo manifestó la congresista Dra. Fabiola Morales Castillo, vicepresidenta del Parlamento Latinoamericano, durante su presentación en el fórum para parlamentarios en el marco de la VII Sesión de la Convención Internacional de Lucha contra la Desertificación que se desarrolla en Madrid, España, y a la cual asiste por invitación de la Naciones Unidas.

La parlamentaria piurana dijo que gran parte de los bosques de protección en el Perú, han sido explotados por los campesinos, nativos y colonos. “En la costa, por ejemplo,las cifras arrojan entre 10 y 12 mil hectáreas deforestadas, sólo de algarrobo, entre Lambayeque, Piura y Tumbes, importantes regiones que ocupan parte del bosque seco ecuatorial, bioma único en el mundo que se encuentra sólo en el sur de Ecuador y en el norte del Perú, con muchas especies endémicas”.

Durante su presentación en el Congreso de los Diputados, Morales Castillo enfatizó en la necesidad de salvaguardar nuestros bosques. “Aún con estas cifras alarmantes, el recurso forestal peruano abarca el 62% del territorio nacional y debemos protegerlo y valorarlo como una alternativa importante para el desarrollo nacional”.

Arar en el desierto
La congresista aprovechó la ocasión para destacar el esfuerzo privado que vienen realizando muchos empresarios o asociaciones de agroexportadores quienes prefieren “arar en el desierto”, y apostar por promover una buena administración del recurso hídrico en terrenos áridos.

“La rentabilidad del cultivo y el precio del agua son los factores que determinan las inversiones en tecnología para aumentar la eficiencia en el uso del agua. Para elevar la eficiencia en el riego, se apuesta por técnicas de alta eficiencia en la costa. Las mismas que se aplican en cultivos de alta rentabilidad y con demanda en los mercados internacionales como el espárrago, la vid y frutales (mango, limón, palta, etc.)”, comentó.

Añadió que la experiencia en las regiones de la costa enseña que el Estado peruano debe otorgar incentivos a las obras y acciones de los particulares orientadas a utilizar coordinadamente los recursos de aguas superficiales y subterráneas, mediante la capacitación de los usuarios, la perforación de pozos y la aplicación de esta tecnología.

La parlamentaria piurana enumeró asimismo los beneficios del riego por goteo y aspersión:

  • Ahorro del agua, contribuyendo a extender la frontera agrícola
  • Permite la conservación del suelo
  • Eleva el rendimiento de los cultivos
  • Permite la fertirrigación
  • Mejora la calidad de los productos cosechados
  • Permite planificar las siembras y lograr mejores precios en el mercado

Proyecto Piurano
La Dra. Fabiola Morales también destacó en su intervención un ejemplo piurano, el de la Universidad de Piura, entidad que en 1984, a través del proyecto Programa Piloto de Investigaciones Agroindustriales, inició sus investigaciones en algarrobo, con el objetivo de impulsar y promover el desarrollo sostenible de los bosques secos del noroeste peruano y contribuir a la lucha contra la desertificación.

“Dos líneas de investigación se han encaminado al logro de este objetivo: el aprovechamiento industrial del fruto y la implementación de nuevas tecnologías para la forestación y reforestación de zonas degradadas. A partir de las investigaciones en los noventas se desarrolla el Programa Piloto de Reforestación Extensiva con Algarrobo en Zona Desértica (Piura)”, comentó la parlamentaria:

Recordó que el proyecto fue ejecutado entre octubre de 1996 y abril de 1998, y que tuvo como objetivo establecer una metodología viable de siembra directa de semilla de algarrobo, utilizando como fuente de agua las precipitaciones que acompañan al Fenómeno El Niño. Es así que se sembraron mil hectáreas en una zona desértica ubicada a 25 km de la ciudad de Piura, lográndose un 60% de plantas vivas a un año de la siembra.

Actualmente, dijo, la Universidad de Piura también viene llevando acabo un programa piloto de mejoramiento genético de algarrobo, cuyo objetivo principal es la conservación, mejoramiento y utilización de la variabilidad genética del género Prosopis en el noroeste del Perú. Asimismo, tiene un programa para el aprovechamiento de la madera de algarrobo, que incluye un perfil técnico-económico del aprovechamiento tanto desde el punto de vista maderable como aprovechamiento industrial del fruto.

Cabe indicar que la congresista Fabiola Morales Castillo fue nombrada representante por América Latina y el Caribe, presidió la mesa durante toda la sesión de la tarde de ayer y expuso por espacio de 45 minutos Desertificación en el Perú: Retos y Avances, tema en el que también está involucrado el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Comisión Nacional
Finalmente, la congresista hizo una mención especial a la Comisión Nacional de Lucha contra la Desertificación y Sequía, creada mediante Decreto Supremo 022-2006-AG del 26 de Mayo del 2006. La Comisión está integrada por el Instituto Nacional de Recursos Naturales (INRENA), el Consejo Nacional del Ambiente (CONAM), el Ministerio de Relaciones Exteriores, la Red Internacional de Organizaciones No Gubernamentales sobre Desertificación (RIOD), la Agencia Peruana de Cooperación Internacional (APCI), el Fondo Nacional del Ambiente (FONAM) y un representante de cada una de las asociaciones regionales Norte, Centro y Sur.

Entre otras funciones de esta comisión están:

  • Promover la aplicación, evaluación y permanente actualización del Programa de Acción Nacional de Lucha contra la Desertificación, PAN-PERU
  • Contribuir a la elaboración de los informes técnicos de avance del PAN-PERÚ
  • Coordinar acciones con aquellas que se realicen en aplicación de otras convenciones de Naciones Unidas, en particular, las de Cambio Climático y Diversidad Biológica, a fin de estructurar sinergias efectivas que contribuyan al Desarrollo Sostenible.
  • Informar y sensibilizar a la opinión pública en general, sobre los aspectos vinculados a la degradación de las tierras secas y los efectos de la sequía en todo el país.

De otro lado, reveló que se han presentado una serie de proyectos a diversas instancias como el Programa de Acción Nacional sobre la Lucha contra la Desertificación en el Perú, denominado PAN-PERU. Además, con el apoyo financiero del Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas (PDNU) y la Oficina para Combatir la Desertificación y la Sequía (Office to Combat Desertification and Drought – UNSO) un equipo de trabajo se avocó a la formulación de proyectos nacionales que permitan mejorar la implementación del Programa de Acción Nacional.

Entre estos proyectos se destacan:

  • Implementación de la red de información de lucha contra la desertificación
  • Fortalecimiento institucional del punto focal y sedes regionales en el Perú
  • Conservación de ecosistemas especiales de la costa árida y sierra semiárida del Perú
  • Rescate y valorización de los conocimientos, tecnología y prácticas tradicionales en la lucha contra la desertificación
  • Rescate y apoyo a la participación de la mujer en la lucha contra la desertificación en el Perú
  • Optimización y desarrollo de los sistemas de alerta temprana para la lucha contra la desertificación en el Perú
  • Atlas de la desertificación en el Perú.
Anuncios

Comentarios desactivados en En el Perú se han deforestado más de 8 millones de hectáreas

Archivado bajo Medio ambiente, Noticias, Piura

Los comentarios están cerrados.