Pesca sustentable, el reto del futuro

::: Por Fabiola Morales

El sector pesquero es, tradicionalmente, uno de los que crea mayor riqueza en nuestro país. Sin embargo, hay mucho por hacer para que, conjuntamente con el florecimiento de la industria de la harina, las conservas y el congelado, podamos seguir disfrutando en la mesa de especies como el mero, el jurel y la cabaya que ya no existen en la misma cantidad, y en algunos lugares del norte, han desaparecido.

La pesca, sin duda, es una industria rentable, da trabajo a muchos peruanos e ingresos al erario nacional, pero también tiene innumerables problemas que saltan a la vista: la llamada pesca negra o ilegal, el sobre dimensionamiento de la flota pesquera, el problema de las licencias, la depredación del recurso que ha llevado a continuas vedas y, por ende, a menos días de trabajo para los pescadores, la clamorosa contaminación de tantos puertos, la precaria situación que viven los más de 40 mil pescadores artesanales a lo largo del litoral de nuestro país, por nombrar sólo algunos.

La autoridad científica que es el IMARPE, está llamada a cumplir un papel protagónico. Cuenta para ello con profesionales de primera línea, pero no así con el presupuesto necesario que la conviertan en una institución fuerte y autónoma. El Ministerio de la Producción con acciones como el incentivo para la industria del atún y del consumo humano de especies como la anchoveta ha refrescado el sector, pero sin duda se enfrenta a un medio difícil, donde los intereses de la industria no son los mismos que los de los medianos y pequeños, y construir consensos es casi imposible.

En el Congreso de la República se ha creado el Grupo de Trabajo de Pesca y su Desarrollo Sostenible, conformado al interior de la Comisión de Producción y Micro y Pequeña Empresa y Cooperativas. El mismo que presidimos en esta legislatura y que se ha propuesto ayudar a la solución de los problemas más urgentes de la pesca.

Para ello, se realizarán audiencias públicas con la finalidad de intercambiar información técnica, escuchar a todos los protagonistas de la actividad y motivar nuevas actividades como la maricultura. También, se ha previsto trabajar de manera consensuada para llevar a cabo, los cambios que hagan falta en la actual legislación.

A su vez, es importante ejercer el seguimiento del trabajo de los funcionarios responsables de este sector, fiscalizar el desarrollo de la actividad pesquera en todos sus niveles, vigilar las condiciones laborales y de seguridad social de los trabajadores de la pesca y que se cumplan las normas de protección de las especies y la producción limpia a lo largo del proceso.

Todo este trabajo es y será importante, pero creemos también que la solución, pasa por la fiscalización que pueda efectuar el propio Ministerio de la Producción -quien tiene la competencia y responsabilidad de hacerlo- a los involucrados en esta actividad.

Para conseguir metas concretas la pregunta clave que debemos hacernos, tanto el Ejecutivo, como el Legislativo, así como los empresarios y los propios pescadores es ¿legislar, fiscalizar, controlar, para qué? El reto de todos es darle el enfoque de pesca sostenible a esta actividad, tal como se nos ha solicitado a este grupo de trabajo. Sin esa visión cualquier esfuerzo será en vano y la misma Sociedad de Pesquería lo reconoce, ya que el futuro de los implicados en esta actividad depende fundamentalmente de la conservación prudente del recurso cuestión que pasa, muchas veces, por es sistema de cuotas, pero con control efectivo y eficiente para todos.

Sin variedad ni cantidad de recursos hidrobiológicos esta actividad no tiene futuro: los empresarios no obtendrían riqueza, los pescadores no tendrían trabajo, el estado se quedaría sin importantes ingresos y a los peruanos se nos agoraría esta importante y más rica fuente de alimentación. Pero, conjuntamente con el cuidado de nuestros recursos, y como lo han hecho los industriales de la zona de Paracas con la construcción de un tubo colector de deshechos, es necesario avanzar con la limpieza de las bahías del Ferrol en Chimbote, la de Paita en Piura, entre otras. Todo ello sin duda supone importantes inversiones que redundarán en la calidad de vida de las personas que viven en nuestros puertos pesqueros.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Artículos, Pesca

2 Respuestas a “Pesca sustentable, el reto del futuro

  1. EVER CORDOVA VEGA

    Tienes razon pero todos los que tenemos parte en esto debemos trabajar en ello, yo trabajo en el mar y es alli donde hace falta el control, inspectores serios,mas capacitacion a la gente de mar.

  2. Los problemas en el sector pesquero son muchos y de muy compleja solución, pero sin duda alguna los temas que usted menciona deben ser solucionados si queremos tener un sector pesquero competitivo y se ubique en el lugar que, por su riqueza, le corresponde dentro del mercado mundial.