[Expreso] PPC: Mala apuesta

Publicado en Expreso

La clase política peruana no le está dando importancia a la crisis mundial. Se supone que la representación parlamentaria es la elite nacional y, por tanto, debería contribuir a adoptar las previsiones que permitan al Perú resistir los efectos del precio elevado del crudo, del colapso hipotecario estadounidense y de la inflación que se ha dinamizado a partir de la exorbitante alza del costo del maíz, el arroz, la soya, el trigo etc., por causas exógenas como la producción de biocombustibles a partir de los granos, por ejemplo.

Antes de mirar las ambiciones personales, los partidos y sus grupos parlamentarios deberían dejar de ver el árbol para observar los peligros y desafíos que plantea el bosque global. Si este contexto no es evaluado adecuadamente, es muy probable que el choque del oficialismo con la oposición irresponsable (por suerte hay otra seria y madura) acabe echando por tierra los esfuerzos de la nación, encaminados a no detener la exitosa marcha económica que ya comienza a distribuir la riqueza entre los más pobres.

Hay que reconocer que uno de los factores que genera distorsiones e impide consensos es el Partido Nacionalista, movimiento ideológico que ni conoce que existe crisis mundial ni menos le interesa que sea la causa del aumento de precio de nuestra canasta familiar. Para el sector Nacionalista mientras más se expanda la inflación y crezca la desesperanza, mejores serán los ingredientes para el caldo de cultivo que espera para sus torvos proyectos electorales el 2011 vía azuzar el descontento de la población.

Hace menos de 48 horas, el nacionalismo -posición de tendencia totalitaria y chavista- se ha dado el lujo de imponer “su” candidato a la presidencia del Congreso de la República. Y lo ha hecho poniendo una cuña dentro de la oposición, al petardear la candidatura de Rafael Yamashiro, de Unidad Nacional (UN). Lamentablemente el Partido Popular Cristiano (PPC), que ha sido groseramente maltratado por el partido de Ollanta Humala, adoptó una posición temeraria al aceptar la imposición de la candidatura de Víctor Andrés García Belaúnde a la presidencia del Legislativo

Por su parte, inquieta que el PPC ignore que el país necesita más coordinación entre el Ejecutivo y Legislativo, equilibrio donde la oposición democrática juegue limpio y sin ucases -como ese germen que viene incubándose para explotar el 4 de noviembre llamado Asamblea Nacional de los Pueblos- para enfrentar al temporal económico que empezó en EE UU, se expandió a Europa, va tomando cuerpo en Asia y acabará envolviéndonos de todas maneras, basado en la inflación y la incertidumbre. Aún más, el PPC no se percata de que si la candidatura de García Belaúnde ha sido impuesta por los nacionalistas -cuya estrategia electoral se basa en el desgaste del sistema-, tarde o temprano este parlamentario tendrá que pagarle el favor recibido al humalismo.

Como bien señala la congresista Fabiola Morales, una alianza (tácita o manifiesta) entre Lourdes Flores Nano y Ollanta Humala es una “mala señal para la democracia” y “una traición” al electorado que respaldó al PPC y, por supuesto, a UN. El PPC equivocó una vez más su apuesta. Debió hacerla por el Perú, no por el “nacionalismo” neovelasquista.

Anuncios

Comentarios desactivados en [Expreso] PPC: Mala apuesta

Archivado bajo Artículos, Política

Los comentarios están cerrados.