[Crónica] Archipiélago Galápagos (1)

galapagos2

Por Fabiola Morales

Los lamentables sucesos del santuario histórico Bosque de Pomac, donde perdieron la vida dos jóvenes policías, nos muestran la distancia a la que estamos de reservas como el Parque Nacional y la Reserva Marina de Galápagos. Donde se ha conseguido con éxito la conservación, protección y manejo del ecosistema del archipiélago para la humanidad.

Porque sin duda, uno los paraísos para quienes amamos la biodiversidad es Galápagos. Se vuela desde Quito y Guayaquil a la isla de San Cristóbal. De la tierra firme se salta al mar en una “panga”, que te lleva a una motonave, en nuestro caso, la Santa Cruz, que se convertirá desde ese momento y, mientras dure el hechizo, en una casita de cristal que se desliza sobre un Pacífico azul, manso y sorprendente, para trasladarte a las distintas islas en busca de aventura.

galapagos1

La Santa Cruz, para un máximo de 90 pasajeros, parece tener algunos años en la tarea. De tamaño mediano,  más o menos cómoda, pero con una tripulación y personal de estupendo trato. Gente múltiple, de diversas edades, razas y nacionalidades se unen a nosotros. Después de ubicar nuestros camarotes en medio del balanceo y mareo inicial, nos adentramos en una mágica playa, León Dormido, donde el contacto, con las familias de lobos marinos, es inmediato.

“¡Quien tuviera vida de foca!…” es la primera expresión que te sale al contemplar las hembras echadas en la arena junto a sus crías, dejando que el agua las bañe igual que a las rocas y secándose al sol perpendicular del trópico ecuatorial. Mientras tanto, los machos se dedican a marcar su territorio y, de vez en cuando, a convertirse en el showman para las cámaras y los curiosos.

Pudimos ver, como un lobo marino gris, particularmente hermoso, se tumbaba en la arena y se dejaba caer por la pendiente, revolcándose feliz dejando que su cuerpo se cubriera de arena a todo su largo y ancho…al llegar a la orilla y, como quien busca los aplausos al terminar el show, se levantó orondo y nos meneó la cabeza…antes de adentrarse al mar.

Para ser primer día…ya habíamos visto bastante.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Crónicas, Medio ambiente

Una respuesta a “[Crónica] Archipiélago Galápagos (1)

  1. Pingback: [Crónica] Archipiélago Galápagos (2) «