[Opinión] Los bonos de la reforma agraria

Por Fabiola Morales

El  Estado peruano se ha convertido, a nivel interno, en un mal pagador. Es frecuente que a los Congresistas nos lleguen pedidos de diferentes sectores de la ciudadanía, solicitando nuestra intervención para que el Estado, a través del Ejecutivo, honre alguna deuda.

Continúan las gestiones para lograr que a los profesores contratados (más de 500 en Piura), el Estado les pague; los Policías exigieron también se les pague el fruto de los convenios del Ministerio del Interior con los municipios. Para lograr su pago recurrieron a nuestro despacho y fruto de arduas gestiones logramos conseguir que el Ministerio del Interior desembolse el dinero. Los jubilados, con esperanza, piden que la ONP reconozca sus años de aportación y  su pensión de jubilación y diariamente atendemos y gestionamos estos casos. Con los pensionistas de agricultura libramos una larga batalla hasta conseguir que se presupueste parte del dinero que se les adeudaba …

A esta lista se suman los expropiados de la reforma agraria que implantó en 1970 el presidente Juan Velasco Alvarado. A través de la ley Nº 17716, Velasco despojó de sus tierras a miles de agricultores, a cambio de bonos que hasta ahora -el propio Estado que se los dio- no quiere honrar.

El monto de la deuda asciende a 4 mil millones de dólares (en valor constante). Esta falta ha sido reconocida, incluso, por el propio Tribunal Constitucional que en mayo de 2001, obligó al Estado a pagar la deuda producto de la expropiación y declaró que se atentó contra la propiedad porque en la práctica se procedió a confiscar las tierras.

A raíz de este fallo, en julio del mismo año,   el Ministerio de Economía y Finanzas conformó una comisión, de tal forma que se cumpla con lo dispuesto por el Tribunal Constitucional. Sin embargo, esta comisión no tuvo resultado alguno.

En el 2006, un grupo de expropiados presentó ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos una denuncia contra el Estado peruano para obligarlo a pagar. Fruto de ello, en mayo del año pasado, el Estado fue notificado para que cumpla con esta obligación. No obstante, en noviembre el MEF presentó un informe, a dicha instancia, negando la existencia de la deuda y unos días después salió el entonces ministro de Economía, Luis Valdivieso, a reconocer públicamente la existencia de la misma. La pregunta entonces es ¿El Estado falta a la verdad?

La respuesta parece obvia. Y preocupa además porque si el Estado no paga a los agricultores expropiados, luego sí paga a grandes compañías, que se benefician con este incumplimiento. Existe, por ejemplo, el Fondo Gramercy, que es un fondo de inversión cuyo negocio es comprar deuda de difícil cobro a montos irrisorios. Luego, exige mediante acciones judiciales el íntegro de la misma. ¿Cómo obliga a pagar? Embargando los depósitos del Estado en el exterior. Con ello, ¿no es preferible que el Estado pague a los expropiados, en vez de que lo haga a grandes compañías, que lo obligan a pagar fuera? Parece que el Estado aún no entiende que es importante y hasta rentable desterrar la “cultura del perro muerto”.

Anuncios

13 comentarios

Archivado bajo Agricultura, Artículos, Opinión, Política

13 Respuestas a “[Opinión] Los bonos de la reforma agraria

  1. Miguel Rizo Patrón

    En el caso de los Bonos de Reforma Agraria, realmente nadie sabe cuanto es lo que el estado debería desembolsar. Considero que muy pocos expropiados tienen en regla sus papeles y por ende pueden presentarse a cobrar sus bonos.
    Cuando Gramercy ofreció compra, considero que pensaron poder reunir mas bonos. Tengo entendido que han comprado alrededor de un valor de 200 Millones de US$, pagando por ello solo un promedio menor al 15%. Si ellos solicitan que el estado les pague estos bonos, y consiguen el 60% de su valor han hecho una “utilidad” de 400%. Es decir sacarian 4 VECES lo invertido.
    En cambio, en el caso del expropiado, a este en primer lugar en vez de pagarle lo que valia su chacra y lo que habia en ella, al precio justo, lo valorizaron por lo menos al 50% de su valor, sobre ello emitieron los bonos de R.A. Aqui ya le confiscaron la mitad del valor que tenian. Ahora, luego de mas de 30 años, consideran que es mucho lo que deben pagar y quieren aun “negociar” o dilatar aún mas su pago. Pero hasta ahora les ha ido mejor simplemente NO PAGANDO LOS BONOS O SEA SIENDO ABIERTAMENTE PERRO MUERTEROS. Por ello es un flagrante atentado contra los derechos humanos de los ciudadanos que tienen dichos Bonos de R.A., emitidos por el mismo estado peruano y que hoy no los quieren pagar.

    Como es que en estas condiciones se atreven a decirles a todo el mundo que el Peru es un “buen socio comercial” porque “honra sus deudas”, y van negociando TLC’s con distintos países.

    Se deberían enterar que aquí NO existe el respeto al ciudadano, que nadie confía en las instituciones públicas. Que en la política hay muchos manejos que se hacen por lo bajo para beneficio propio de las personas en el poder. Debemos comprometernos con EL PERU y no con las personas que lo gobiernan. Estos deben saber que si son elegidos son para estar AL SERVICIO de la ciudadania; no de sus bolsillos o amigachos.

    • fabiolamoralesc

      Estimado Miguel,

      Si deseas, comunícate con nuestro despacho con el Dr. Miguel Burstein (311 7418) para ahondar en este tema.

      Saludos.

  2. Anibal Cortavarria Tello

    Los que tuvimos ocasiòn de sintonizar el programa de pulso, en la que la congresista, Dra. Fabiola Morales, pudimos darnos cuenta de la cruda realidad de que el estado es el primer trasgresor de las instituciones reconocidas por la constituciòn. ¿ Que nos espera a los ciudadanos de a pie en nuestro querido Perù frente a un gobierno populista ? y encima que està haciendo de la pràctica del “perro muerto ” una filosofia, Lo de los bonos impagos de la reforma agraria es un tema vergongozo de flagrante injusticia para con los que fueron despojados de sus bienes y que los gobiernos de turno tratan por todos los medios a su alcance a obviar. Gramercy ha comprado estos bonos a precios ridìculos y con el poder econòmico que tienen , nos haràn pagar a todos a precios reales, pero el gobierno no hace nada al respecto, prefiere eso a resarcir a los peruanos. Que triste panorama, no ldes parece?

  3. seria conveniente,reunirnos un buen numero de afectados ,con alguna empresa extarnjera o su representante que compra estos bonos pero que sea justa y honesta en los pagos, no como gramercy, por que esperar que este GOBIERNO APRISTA se preucupe por nosostros,lo veo dificil,por que son FALSOS,,tan FALSOS,como cuando levantan el nombre de Dios en sus discursos,sobre todo su LIDER, son puro populismo engañador.

    • fabiolamoralesc

      Estimado Juan,

      Si deseas, comunícate con nuestro despacho con el Dr. Miguel Burstein (311 7418) para ver tu caso.

      Saludos.

  4. Antonio Scheweizer

    Hay sin duda situaciones en donde por beneficio común es necesario que los gobiernos se vean forzados a hacer alguna expropiación, sin embargo es un estado de legalidad el afectado tiene el derecho a buscar el justiprecio mas alguna compensación por el perjuicio que esto le pudiera ocasionar. Lejos esta esto de lo que paso en la reforma agraria, en donde la ocupación de las tierras se hizo en camiones con soldados, la valorización fue completamente arbitraria y muchísimos de los activos se valorizaron a cero; el ganado por lo general se pago como ganado chusco al margen de la inversión en genética hecha a través de muchísimos anos de esfuerzo, las instalaciones no se pagaron (diques, sistemas de riego, corrales, caminos, etc.), la maquinaria no se pago, y el pago se hizo hecho a través de bonos que nadie quería. Así, los afectados se vieron de pronto sin trabajo, sin casa y sin capital con un impacto brutal a cada núcleo familiar. El daño y el perjuicio hecho a cada familia es indescriptible y hasta hoy en día se pueden ver sus efectos para el que quiera mirar.
    Lo poco que el estado nos dio en bonos no significo absolutamente nada ya que, como es obvio, hasta hoy dia no se pagan.
    Es mas irritante ver como el estado paga al fondo Gramercy exportando los recursos que alude no tener dándole la espalda a sus ciudadanos a vista y paciencia de los legisladores.
    Es esta la imagen que el Perú quiere mantener frente a sus socios e inversionistas, regresar otra vez al planeamiento a un día, a la ley de la selva y a que la constitución y las leyes son un chiste?
    Saludo entonces al esfuerzo que hace la Congresista Fabiola Morales para que se mantenga un estado de ley en este aspecto y que por fin se presione al ejecutivo para que cumpla con sus deudas, y espero que las presiones politicas del caso no la hagan desistir en obtener un objetivo tan justo.

    • fabiolamoralesc

      Estimado Antonio,

      Lo que buscamos es que el Estado haga justicia con estos peruanos. Desde nuestro punto de vista no es posible que sólo de honre la deuda externa. Te agradezco tus comentarios.

  5. Mayte

    Señora Fabiola:
    Es bueno conocer que hay alguien que se interese por nosotros, aquellos que aún continuamos esperando que el Estado Peruano honre su deuda con los bonos de reforma agraria.
    Sin embargo me permito consultarle, si es posible que estos valores puedan servir para pagar deudas como las del banco de materiales, o si algún banco pueda dar un crédito tomándolos como garantía.
    En este momento me encuentro atravezando una crisis ecocómica delicada, es por eso que acudo a ud. para consultar esta posibilidad.
    Le agradezco mucho por su atención y permítame felicitarla por su interes demostrado en este tema.
    Que Dios la ilumine y la bendiga:
    Mayte

    • Lo primero que tenemos que lograr es que el Estado reconozca la existencia de la deuda contenida en estos bonos, sin ello, estos no serían sino simples papeles sin ningún tipo de valor.

      Por otro lado, los bonos son títulos valores y por lo tanto, susceptibles de ser usados como medios de pago, pero debemos estar a la espera, primero del reconocimiento de la deuda por parte del estado, y después, de la negociación que este haga con los expropiados para establecer los medios de pago.

  6. ABRAHAM DE LA CRUZ

    Es absolutamente necesario y urgente que nuestros reprepresentantes del poder legislativo retomen la ley que el Congreso del anterior gestión ha tenido a bien de legislar, pero frente a la observación de MEF se ha quedado encarpetado hasta hoy, los afectados por la Reforma Agraria exigimos enérgicamente justicia, nos confiscaron nuestras tierras el Gobierno de Facto, sin que hasta la fecha nos pague un solo centavo, lo peor es que aquel entonces valuaron los terrenos a precios irrisorios de manera unilateral y abusiva, ¿donde esta es estado de derecho?, como puede ser posible que luego de quita los bienes no pagen nada, esto es un abuso, un atropello e inconstitucional. Frente a este atropello y la impunidad todos los afectados debemos unirnos para exigir justicia y respeto, ya que sin duda en este caso existe una clara discriminación, puesto que luego de arrebatarnos nuestras tierras dejandonos sumidos en la pobreza sobre todo en la sierra, el Gobierno actual y los anteriores nos haga el perro muerto, realmente este es categórico e inconcebible. Es momento de actuar de manera organizada no podemos dejar que pase otros 30 años.

  7. javier alfredo

    señora fabiola .
    les agradecemos por favorecer a los expropiados usted es la unica que se preocupa por la deuda interna y tambien al señor rafael trujillo que esta haciendo respetar los derechos de los expropiados ustedes si valen un peru .
    tienen que pagar la deuda por hay un fallo del TC
    no podemos dejar que pase 30 años
    me despido un fuerte abrazo

  8. LEONCIO MAMANI ARIAS

    Señora Congresista Fabiola Morales:

    La felicito y le agradesco por la iniciativa tomada,para que se haga efectivo las cancelaciones de los bonos de la deuda agraria.

    cuente con mi apoyo y con mi voto(en caso de re.eleccion).El tramite iniciado por CIDH,y el Dr. trujillo me parece el mas adecuado y el que puede dar frutos,por lo tanto debemos apaoyarlo de alguna forma.

    El monto de cerca de 4,000 millones de dolares,no creo que el estado pueda pagarlo,`por lo tanto sugiero preparar otras alternativas de pago,como tierras de las nuevas irrigaciones de la costa,tierras de la selva,creacion de empresas agroindustriales y el pago de impuestos en general.

    Atentamente.

    Leoncio Mamani.