[Editorial] Depuración de leyes

El Congreso debe asumir como tarea necesaria, y parte importante de la reforma del Estado, la depuración periódica de aquellas leyes que han sido suprimidas o derogadas y actualmente se encuentran caducas, o han sido dejadas sin efecto tácitamente por otras más recientes.

En la Comisión Especial Multipartidaria encargada del Ordenamiento Legislativo que integramos estamos convencidos que esta purga debe realizarse anualmente, pues no es posible que existan en nuestro sistema legal más de 21 mil leyes en condición de derogadas o cuyos efectos ya se cumplieron.

Por años este desorden ha llevado a confusión y a una serie de arbitrariedades que esperamos poner fin. De hecho, con la pasada depuración de 2,089 normas y la próxima purga de casi 10 mil, buscamos apuntalar un ordenamiento legal.

Este ordenamiento beneficiará principalmente a la administración de justicia, pues ya no quedará duda de si una norma está vigente o no y, en segundo lugar, a la inversión privada, nacional y extranjera, al ir despejando el panorama legal en beneficio de los ciudadanos, los grupos de ciudadanos, como empresas, asociaciones, sindicatos, clubes, organismos, entre otros.

Ver también: Fabiola Morales: “Depuración de leyes obsoletas debe ser un trabajo continuo y periódico”
Anuncios

Comentarios desactivados en [Editorial] Depuración de leyes

Archivado bajo Artículos, Opinión, Política

Los comentarios están cerrados.