[Correo] La estrategia del mudo

Por: José Barba Caballero

Efectivamente, la estrategia del mudo es una estrategia, pero no de Castañeda, sino de sus adversarios. Lo que ella busca es distraerlo, sacarlo de su agenda exitosa, puyarlo para que demuestre que no es mudo y así introducirlo en el debate de temas espinosos con el fin de explotar sus debilidades.

Pero el supuesto mudo tiene otra estrategia: permanece calmado, domina el arte de los pasos cortos y no se deja seducir por la ambición, pues sabe que lo que ganaría en extensión lo perdería en solidez. Esta estrategia que hace, no dice y que sólo rompe su silencio para comentar lo positivo, es lo que tanto molesta a sus adversarios. Pero por ahora, y por los próximos ocho meses, no necesita de otra estrategia.

Yo no sé si Castañeda finalmente se anime a ser candidato, pero si da este paso, va a ser un hueso muy difícil de roer y desde ya compadezco a todos aquellos que lo subestimen. Castañeda no es un intelectual ni posa como tal; sólo es un decidor de hechos, y esto es precisamente lo que lo distingue en un país donde lo que abundan son las palabras. Tampoco es un orador en el estilo de Belaunde o Alan García, pero sabe infundir seguridad, como suscitar un sentimiento de dignidad en los más pobres. Y tiene otro mérito: por allí donde ha pasado ha hecho que las instituciones funcionen.

Por supuesto, no todo es color rosa en su personalidad. Es huraño, introvertido, desconfiado, autoritario. También es demasiado lógico, le cuesta ser humilde, carece de intensidad como de pasión y esos apretones de mano que suele dar todavía carecen de la calidez que encandila. Pero todo esto sólo es un problema de marketing; lo fundamental es que tiene garra, ambición arrogante, ganas de hacer historia. Cuando un candidato se tiene una fe así, todo es posible.

En cuanto a que no resistiría una “guerra sucia”, Castañeda sabe que la política es un deporte de contacto muy parecido al “vale todo” y que le van a llover piedras de todos lados. Aun así, no me parece que sea un tipo fácil de asustar. En todo caso, tiene derecho a pensarlo… por eso las hojas de margarita que cada mañana se encuentran en su despacho.

Fuente: Diario Correo, 30 de noviembre de 2009.
Anuncios

Comentarios desactivados en [Correo] La estrategia del mudo

Archivado bajo Artículos, Opinión, Política

Los comentarios están cerrados.