[Editorial] Seguridad ciudadana

Es vital llamar la atención sobre el problema de inestabilidad social que atravesamos como país, y que amenaza con erosionar la confianza de la inversión privada en un momento en que es muy necesaria. Más allá del debate sobre elevar las condenas o adoptar la pena de muerte, lo que necesitamos es combatir la delincuencia organizada y hacer valer las regulaciones existentes de modo que no sea tan fácil burlar a las leyes ni a la justicia.

Durante este gobierno, gracias a figuras como la reincidencia, habitualidad y sumatoria de penas (de hasta 35 años), las condenas se han endurecido, al punto de superar los 12 años en diversas modalidades de robo y cadena perpetua en caso de que el crimen conlleve a la muerte de la víctima.

Estos mecanismos, sin embargo, se encuentran con obstáculos como la inaplicabilidad y la relatividad en la práctica; o son después revertidos a favor del penado por algún juez bajo figuras de confesión, arrepentimiento o conclusión anticipada. No podemos permitir esta clase de abuso en beneficios ideados para una honesta y verdadera readaptación social del penado.

Debemos comprometernos a recomponer la política de seguimiento a la libertad vigilada de las personas que han obtenido ese beneficio; establecer un Plan Estratégico de Seguridad que integre gobiernos locales, policía y ciudadanía, con estructuras de inteligencia de gobierno y prevención a nivel general.

Hay que recalcar la importancia de la participación ciudadana en el tema de seguridad, el rol de la sociedad organizada frente a la delincuencia que atenta contra nuestros intereses sociales, económicos y políticos. Cuando los miembros de una comunidad cobran conciencia de la necesidad de su intervención logran cosas muy importantes en este aspecto, un ejemplo claro es el de Parachique, una humilde caleta de pescadores de Sechura en Piura, donde el señor Aquilino Ruíz Antón, como presidente del Gremio de Pescadores Artesanales de Parachique, entregó a la Municipalidad de esa caleta una moto lineal para implementar el servicio de Serenazgo, porque son ellos los que se protegen y se apoyan vigilando y mejorando su sistema de seguridad. Hay que seguir ese ejemplo y empezar a ejercer nuestros deberes civiles que al final son nuestros derechos.

Anuncios

Comentarios desactivados en [Editorial] Seguridad ciudadana

Archivado bajo Artículos, Gobiernos locales, Opinión, Participación ciudadana, Política

Los comentarios están cerrados.