Archivo de la categoría: Opinión

[Editorial] La Mujer, en su esencia

Asumir un trabajo especializado sobre la mujer plantea muchos retos y a su vez, muchas posibilidades. La resolución de este tema y los objetivos a plantear van a depender de la forma en la cual nos aproximemos a esta compleja y gran realidad.

Respecto de la mujer, un punto de partida importante se encuentra en poder responder a la pregunta: ¿Cuál es el concepto de mujer cuya protección, promoción y defensa promovemos?, es decir, ¿Quién es en esencia, ella en si misma? ¿Qué la define y hace diferente del varón?. Responder estas preguntas podrían ameritar un tratado, de muchos tomos por cierto, sin embargo, lo que nos preocupa es poder hacer una reflexión que defina a la mujer en su contenido esencial, necesidades y aspiraciones basadas en su ser mujer: su femineidad.

Varón y mujer son diferentes y complementarios. Es tiempo de mirar una la realidad en la que la actividad mujer ha ido más allá de la mera superación de sus problemas: su presencia ha sido de vital importancia en la economía, la cultura, la sociedad y sobretodo en la familia. En todos estos ámbitos la mujer es señal de fortaleza y sensibilidad, de empuje, perseverancia y paciencia que trasciende cualquier dificultad y a su vez, de ternura que permite acompañar permanentemente el crecimiento y educación de los hijos y sobre todo, su fuerza en el trabajo.

Comentarios desactivados en [Editorial] La Mujer, en su esencia

Archivado bajo Artículos, Opinión, Vida y Familia

[Editorial] Seguridad ciudadana

Es vital llamar la atención sobre el problema de inestabilidad social que atravesamos como país, y que amenaza con erosionar la confianza de la inversión privada en un momento en que es muy necesaria. Más allá del debate sobre elevar las condenas o adoptar la pena de muerte, lo que necesitamos es combatir la delincuencia organizada y hacer valer las regulaciones existentes de modo que no sea tan fácil burlar a las leyes ni a la justicia.

Durante este gobierno, gracias a figuras como la reincidencia, habitualidad y sumatoria de penas (de hasta 35 años), las condenas se han endurecido, al punto de superar los 12 años en diversas modalidades de robo y cadena perpetua en caso de que el crimen conlleve a la muerte de la víctima.

Estos mecanismos, sin embargo, se encuentran con obstáculos como la inaplicabilidad y la relatividad en la práctica; o son después revertidos a favor del penado por algún juez bajo figuras de confesión, arrepentimiento o conclusión anticipada. No podemos permitir esta clase de abuso en beneficios ideados para una honesta y verdadera readaptación social del penado.

Debemos comprometernos a recomponer la política de seguimiento a la libertad vigilada de las personas que han obtenido ese beneficio; establecer un Plan Estratégico de Seguridad que integre gobiernos locales, policía y ciudadanía, con estructuras de inteligencia de gobierno y prevención a nivel general.

Hay que recalcar la importancia de la participación ciudadana en el tema de seguridad, el rol de la sociedad organizada frente a la delincuencia que atenta contra nuestros intereses sociales, económicos y políticos. Cuando los miembros de una comunidad cobran conciencia de la necesidad de su intervención logran cosas muy importantes en este aspecto, un ejemplo claro es el de Parachique, una humilde caleta de pescadores de Sechura en Piura, donde el señor Aquilino Ruíz Antón, como presidente del Gremio de Pescadores Artesanales de Parachique, entregó a la Municipalidad de esa caleta una moto lineal para implementar el servicio de Serenazgo, porque son ellos los que se protegen y se apoyan vigilando y mejorando su sistema de seguridad. Hay que seguir ese ejemplo y empezar a ejercer nuestros deberes civiles que al final son nuestros derechos.

Comentarios desactivados en [Editorial] Seguridad ciudadana

Archivado bajo Artículos, Gobiernos locales, Opinión, Participación ciudadana, Política

[Opinión] La hora de los consumidores

Por: Fabiola Morales Congresista
Sábado 14 de Agosto del 2010

Con la aprobación del Código de Protección y Defensa del Consumidor por el Congreso de la República, el Perú ha dado un paso trascendente en defensa de quienes adquieren productos y servicios, de cualquier índole.

El Perú hoy cuenta con un Código de Protección y Defensa del Consumidor, construido con los representantes de los propios consumidores y base fundamental para que los ciudadanos accedan a productos y servicios idóneos y que gocen de los derechos y mecanismos efectivos para su protección, reduciendo la asimetría informativa, corrigiendo, previniendo o eliminando las conductas y prácticas que afecten sus legítimos intereses.

¿Pero quiénes son los consumidores o usuarios de acuerdo con este código? Son todas aquellas personas naturales y jurídicas que adquieran, utilizan o disfrutan como destinatarios finales productos o servicios materiales e inmateriales en beneficio propio o de su grupo familiar o social, actuando así en un ámbito ajeno a una actividad empresarial o profesional (caso inclusive de las asociaciones, comités, etcétera).

El código recoge principios novedosos y casi revolucionarios, tales como los principios de soberanía del consumidor, proconsumidor, transparencia, corrección de asimetría, buena fe, protección mínima, proasociativo y primacía de la realidad, etcétera. También se ha recogido como regla general que el Estado reconoce la vulnerabilidad del consumidor y, por ende, sus acciones se orientan a proteger sus legítimos intereses y a promover un rol activo en el mercado.

Se establece toda una gama de derechos de los consumidores y define la relación consumidor-proveedor. Así, por ejemplo, se ha diferenciado el derecho del consumidor a un trato justo y equitativo en toda transacción comercial del derecho a la protección de sus intereses económicos, precisándose que la protección es frente a las cláusulas abusivas, métodos comerciales coercitivos y cualquier otra práctica análoga.

Recoge el derecho de información de los consumidores en todos sus aspectos, como el precio, la protección al consumidor frente a la publicidad y la idoneidad de los productos y servicios en el sentido de que la idoneidad es la coincidencia entre lo que el consumidor espera y lo que efectivamente recibe.

Son tratados, además, aspectos fundamentales como la salud y seguridad de los consumidores, la protección de sus intereses sociales y económicos, los contratos que suscriban a fin de evitar cláusulas abusivas, definiendo lo que se entiende por métodos comerciales abusivos (coercitivos, agresivos o engañosos y abusivos en el cobro), incluyendo la protección del consumidor en los productos o servicios específicos; los servicios públicos regulados y el importante rubro de los servicios de salud, educativos, inmobiliarios y, especialmente, los financieros, estableciendo todo un régimen de responsabilidades y sanciones para los proveedores.

En resumen, es un importante código que todos debemos procurar leerlo, estudiarlo o, al menos, revisarlo exhaustivamente, en especial la mujer peruana que es quien por lo general adquiere productos y servicios para el hogar, pues, queramos o no reconocerlo, todos somos consumidores y, con este código, es nuestra hora.

Publicado en El Comercio.

Comentarios desactivados en [Opinión] La hora de los consumidores

Archivado bajo Artículos, Opinión, Participación ciudadana

[Editorial] Mujer, fuerza y motor del desarrollo del país

Después de muchos años el país está en condiciones más que favorables, estamos atravesando una etapa de crecimiento importante, y la mujer es la principal protagonista de este proceso de desarrollo, de este auge que tiene una sólida base hecha de emprendedores, de emprendedoras, de mujeres luchadoras que logran salir adelante con fuerza de espíritu y de corazón, que logran de una casa un hogar y que de ese hogar hacen una empresa, una MYPE, una PYME y el progreso del Perú.

Desde todos los tiempos las mujeres peruanas pujantes se han dedicado a contribuir con el crecimiento económico de sus familias, de su comunidad y de su país. Así por ejemplo, son las mujeres de los pescadores artesanales las que comercializan el fruto del mar, producto del trabajo de sus padres, esposos e hijos. Las mujeres del campo hacen lo mismo con el producto de la tierra, y así por el estilo son las mujeres las que hacen empresa, ya sea trabajando en alianza o solas como las mujeres tejedoras de Pedregal Grande en Catacaos, Piura, que a partir de su arte tejen el futuro de sus familias con hilos de paja toquilla.

Pero la importancia de la mujer va más allá, ya que es ella quien imprime en su círculo familiar los códigos de ética, los valores y el respeto por el entorno; como reza un viejo adagio “la clase se mama”, indicando la intimidad y profundidad de la influencia de la madre en la familia, se trata del vínculo más profundo, la leche materna, que transmite desde las entrañas la calidad de las personas.

Hoy me toca presidir la Comisión de la Mujer y Desarrollo Social del Congreso de la República, desde donde seguiré trabajando como lo vengo haciendo hace nueve años, a favor de la familia, defendiendo la vida y promoviendo políticas que beneficien y protejan a las mujeres, haremos un trabajo cabal aportando un granito de arena para que el auge y el desarrollo del país siga viento en popa gracias a este motor tan importante, que da la vida y la sostiene, a la mujer peruana.

Comentarios desactivados en [Editorial] Mujer, fuerza y motor del desarrollo del país

Archivado bajo Artículos, Opinión, Trabajo, Vida y Familia

[Editorial] Mujer, fuerza integradora

Todos sabemos que familias cuidadas y bien constituidas son la base de sociedades prósperas, porque es en el hogar donde se forjan los valores y el respeto al prójimo y al medio. Es la familia la que protege la vida y la que defiende las normas de buena vecindad básicas para vivir en paz, en una sociedad sin violencia, ni delincuencia. Y somos las mujeres la fuerza integradora de la familia y de la sociedad.

Desde que asumí el reto de ser congresista, he velado por los intereses de la familia y por el respeto a la vida, generando e impulsando leyes que beneficien y promuevan esta institución tan poco valorada últimamente. Hemos apostado por fomentar la unión de la familia logrando la licencia post parto tanto para la madre como para el padre, el derecho al periodo de lactancia y oponiéndonos a los dispositivos legales creados para facilitar la ruptura del vínculo como los llamados divorcios “al paso”, que solo generan vulnerabilidad en los integrantes de la familia.

Por eso, nuestro trabajo fuera del Congreso se ha concentrado en las municipalidades de todo Lima y de las provincias de Piura, realizando foros y audiencias públicas descentralizadas en donde brindamos información y asesoría para el bienestar y la salud de las familias peruanas. Además, firmamos compromisos con las autoridades municipales y los alcaldes comprometiéndolos a seguir trabajando en sus respectivas comunas, implementando y desarrollando programas de consultoría y ayuda profesional que restablezcan y fortalezcan la relación familiar y de pareja.

Es deber del Estado proteger a la familia, y es deber de la sociedad civil organizada tomar la responsabilidad de rescatarla como institución, pero somos las mujeres las llamadas a tomar la batuta, por eso en este mes de la madre hago un llamado a todas las mujeres a ser la fuerza integradora de familia y de la sociedad.

Comentarios desactivados en [Editorial] Mujer, fuerza integradora

Archivado bajo Artículos, Audiencias públicas, Opinión, Participación ciudadana, Vida y Familia

[Editorial] Emergencia: Dengue en Piura

Desde que fuimos advertidos sobre las primeras manifestaciones del dengue en Piura, prevenimos al Gobierno Regional y al Ministerio de Salud cursando los pedidos Nº 165 y 166 -2008-2009/FMC/DSP, donde exigíamos que se nos informe acerca de las medidas que se habían adoptado para afrontar la situación y el monto destinado para combatir y prevenir dicho mal.

A la fecha se han registrado 1800 casos -confirmados por laboratorio-, siendo el distrito de Piura el que lleva la delantera, seguido por Castilla, Paita, Las lomas y Sullana, en donde las postas no tienen las medicinas necesarias para el tratamiento, y los hospitales Reátegui y Santa Rosa no se dan abasto.

¿Es posible que nos tengamos que encontrar frente a una emergencia de esta magnitud para que recién las autoridades cumplan con su trabajo? Es imprescindible llamar la atención a los responsables y decirles que estas situaciones no se deben repetir.

Piura es una región próspera con riquezas por donde se mire, tenemos pesca, minería, agro, ganadería, así que lo mínimo que podemos pedir: voluntad de parte de nuestras autoridades, para evitar que nos asolen pestes del siglo pasado, erradicadas hoy en la mayor parte del mundo.

Desde el Congreso estaremos pendientes fiscalizando y representando los intereses de Piura y exigiendo a las autoridades pertinentes, mayor atención en los temas álgidos para lograr un real progreso de nuestra región.

Ver también:

Comentarios desactivados en [Editorial] Emergencia: Dengue en Piura

Archivado bajo Artículos, Opinión, Piura, Salud

[Editorial] Denuncia constitucional al ministro de Salud

Frente a una realidad poco favorable en nuestra región sudamericana, donde las prácticas en contra de la democracia son cada vez más frecuentes, es importante que como ciudadanos estemos atentos y ejerzamos nuestro derecho a reclamar que se respete el Estado de derecho que tanto nos ha costado conseguir.

El respeto a las instituciones del Estado es una condición sine qua non dentro de una democracia establecida como tal. El Estado de derecho es la figura que nos asegura que nuestras autoridades se van a regir y permanecerán sometidas al orden jurídico vigente que protege nuestros derechos, asegurando un ambiente de respeto absoluto del ser humano y del orden público, y garantizándonos los derechos fundamentales.

Uno de los requisitos para que exista el Estado de derecho es que los órganos de poder del Estado actúen autónomamente, es decir, sus decisiones no pueden ser invalidadas, modificadas o anuladas por otro órgano.

En este sentido, alzamos nuestra voz de alerta frente al atropello flagrante del ministro de Salud, Oscar Ugarte, al Tribunal Constitucional, órgano máximo de control de la constitucionalidad del Estado. Este desacato al fallo emitido en relación al Anticonceptivo Oral de Emergencia (más conocido como la píldora del día siguiente) constituye una clara afrenta contra del Estado de derecho.

Por ello, he interpuesto una denuncia constitucional en contra del ministro de Salud por poner en jaque al Presidente y a nuestra democracia, siendo que como parte del Ejecutivo, uno de los poderes del Estado, su deber es velar por protegerla. Como también es mi deber, cumplo esperando sentar precedente para que en el futuro lo piensen dos veces antes de resquebrajar nuestra democracia y Estado de derecho.

Punto de quiebre

A diferencia de los informes o pareceres de la OMS a los que ha hecho alusión el ministro de Salud, los dictámenes y fallos del TC si son vinculantes. Además, la OMS no es una autoridad académica en materia de prescripción de fármacos. El Ministro debe saber que el vademécum farmacológico de consulta mundial, Physicians Desk Reference (PDR) 2010, señala que el levonorgestrel, componente principal del AOE, tiene como uno de sus mecanismos de acción el prevenir la implantación del concebido en el útero y ese concebido está protegido por la Constitución. Del mismo modo, la FDA y la EMEA (en Estados Unidos y la Unión Europea, respectivamente) no han sido tomados en cuenta, cuando ambos comparten la opinión respecto a que el AOE impide la implantación del embrión en el útero.

Ver también: Denuncia emitida contra el ministro Dr. Oscar Ugarte.

2 comentarios

Archivado bajo Artículos, Ética y fiscalización, Opinión, Salud, Vida y Familia